domingo, 6 de abril de 2008

OBESIDAD, un gran problema...

La obesidad en el siglo XXI

Por años, los esfuerzos en materia de nutrición se han concentrado en reducir el hambre y la desnutrición en las poblaciones menos favorecidas. En las últimas décadas, no obstante, este enfoque ha ido cambiando de la mano de importantes modificaciones en hábitos y comportamientos con un impacto decisivo sobre la salud. Uno de los más importantes es el que afecta a la dieta, que ha pasado de una base tradicional de vegetales a un consumo creciente de alimentos procesados con un alto contenido de grasas y azúcares. Otro cambio de importancia es el creciente sedentarismo de la vida moderna, en parte debido a las tecnologías de ahorro de esfuerzo y a la revolución en las comunicaciones. Estas transformaciones han contribuido a un aumento en la población con sobrepeso, que por primera vez iguala al número de personas desnutridas.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, más de 1000 millones de personas adultas tienen sobre peso y unos 300 millones son obesos. Por su parte, UNICEF estima que 2000 millones de niños y adolescentes en todo el mundo tienen problemas de peso, lo que se traducirá en un futuro cercano en una problema de salud pública de difícil solución, pues la probabilidad de que estos niños se transformen en adultos obesos es alta.

No escapan a esta realidad las principales potencias mundiales, como los Estados Unidos, país en el que la obesidad y el sobrepeso alcanzan a un alarmante 65 por ciento de la población, con más de 9 millones de niños con problemas de peso. En Europa, si bien las cifras son menores, la prevalencia de la obesidad ha aumentado entre un 10 y un 40 por ciento en apenas una década. En algunos países, como en Inglaterra, los datos se acercan a los de norteamérica: el 46 % de los hombres y el 32% de las mujeres tienen sobre peso, mientras que los porcentajes de obesidad son 17 % y 21% respectivamente.

Lejos de ser una "enfermedad de la riqueza", la obesidad afecta en gran medida a los países en desarrollo. Argentina no es la excepción. Aunque en nuestro países existen pocos datos, de acuerdo a varios estudios se calcula que entre el 55% y 60% de la población adulta sufre problemas de sobrepeso u obesidad (al menos 20 millones de personas) mientras que el número de muertes atribuibles a esta última es de 30.000 al año. Entre los obesos, un 1% supera los 150 kg, cifras que se traducen en 200.000 discapacitados con pobre o nula posibilidad de asistencia médica. Por otro lado, de acuerdo a un estudio reciente realizado en varias provincias argentinas, el 13% de los niños entre 6 y 14 años son obesos mientras que el 76% es sedentario. Estos datos, son comparables a las poblaciones obesas consideradas epidémicas en los países desarrollados.

Más información:
http://www.fundacionalco.org/descriminacion_1.php

Ayuda ante la Obesidad


La Fundación ALCO es una institución de autoayuda fundada en 1967 por el Dr. Alberto Cormillot, cuya principal actividad son los grupos de autoayuda para bajar de peso, brinda apoyo a personas con obesidad, desórdenes de la alimentación, abuso de sustancias y problemas emocionales.
Hoy ALCO es la institución más importante de autoayuda en obesidad de habla hispana y una de las más grandes del mundo. Estando avalada por la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.)

ALCO en el Mundo:
http://www.fundacionalco.org/grupos_mundo.php